Un estatuto de calidad exigente

¡BOMOÏ selecciona materias primas nobles y poco utilizadas en cosmetología, para proporcionar cuidados a la vez original y eficaz!

La elección de la agricultura ecológica permite a los cuidados ser adaptados para pieles atópicas, y reduce al mínimo el riesgo de alergias, gracias a la eliminación de los agentes nocivos.

Optamos por un único envase, para mantener la armonía entre nuestras gamas.

El contenedor está adaptado para la conservación óptima del producto. Protege los componentes de la luz y del calor. El opérculo que se encuentra bajo la tapa, evita que la humedad se infiltre y así conserva perfectamente la calidad de los cuidados. Además, su peso ligero reduce los impactos ambientales asociados al transporte.

En cuanto al embalaje, es un cartón reciclado e imprimido en fibras vírgenes.

¡BOMOÏ hace todo lo posible para respetar la piel y el medio ambiente!