Arcilla Blanca (Illite)

La arcilla blanca es utilizada como mascarilla para la cara. Tiene una acción suavizante reparadora sobre la piel. Es un producto particularmente útil para las pieles secas, en contrario a la arcilla verde, reservada para las pieles grasas.

Es recomendada para las pieles frágiles y sensibles. La arcilla blanca es naturalmente rica en sales minerales: hierro, cinc, silicio, magnesio, potasio, calcio, etc. Es un compuesto muy rico.

De manera general, todas las arcillas tienen propiedades absorbentes y retienen la humedad. La arcilla blanca en particular tiene propiedades antisépticos, favorece la cicatrización, es antiinflamatoria, y conviene bien en cataplasma sobre las heridas y las irritaciones.

FaLang translation system by Faboba