Coco (Cocos Nucifera)

El coco es muy rico en potasio, hierro, magnesio, fósforo, cobre y cinc.
Las propiedades hidratantes y protectoras del aceite de copra, incitaron las poblaciones a preparar pomadas para el cuerpo y los cabellos. Entre los autóctonos de los países costeros, el coco es utilizado en la farmacopea tradicional y como materia prima en la fabricación de jabones y de bálsamos.
El aceite obtenido con la nuez, posee un gran poder emoliente y capacidades suavizantes sobre la piel y el cuero cabelludo. De un color blanco con un olor delicioso de avellana, el aceite de coco es muy rico en ácido graso, lo que le confiere un efecto protector.